MARIA

 

La sala de acogida del servicio de Neonatología del Hospital Verdi Cevallos se llenó de sentimientos encontrados este viernes, por un lado, estaba la emoción y satisfacción del equipo de profesionales de la salud que laboran ahí, al entregar a María, una bebé que pasó 75 días hospitalizada por nacer prematuramente a sus 29 semanas, a sus familiares.

Por otro lado, estaba la nostalgia de despedirse de una pequeñita, que al igual que los otros bebés, fue cuidada y querida por cada uno de los funcionarios de este servicio de salud, quienes lucharon junto a ella una batalla por la vida.

La recibimos con amor y con un alto compromiso como a cada bebé que llega a nuestras manos, fue un reto para todos, era una prematura extrema que requería de muchos cuidados, sabíamos que la recuperación podría ser larga, pero no era imposible lograrlo. Es satisfactorio entregar a sus familiares a una niña que luchó día tras día por su vida, ella es una guerrera”, expresó Felicidad Zambrano, enfermera de neonatología, en su intervención, en el acto de “graduación” de María, a quien le pusieron su birrete y muceta, como símbolo de alta médica e incorporación a la vida.

La colocación de los atuendos estuvo a cargo de las autoridades del hospital, junto a personal de enfermería, quienes con gran emoción entregaron en los brazos de su padre a la bebé, viviéndose un momento de amor absoluto, al a través de un beso en la frente, formarse un lazo de amor y de vida.

Me siento bendecido, totalmente agradecido de que mi hija haya estado al cuidado del personal de neonatología de este hospital, no tengo palabras para expresar mi satisfacción por todo el cuidado y el amor entregado a mi hija, fui testigo de la constancia de todos para salvarla, la han querido como si fuese su hija”, indicó Jesús Bazurto, padre de María.

Según las estadísticas que reposan en la institución, cerca de mil bebés son atendidos en el año en el servicio de neonatología. Julio Insuasti, neonatólogo del hospital, explica que cada uno de ellos tiene un tiempo de hospitalización en diferentes salas, y que según sea el caso, como el de María, hay prematuros que pasan hasta 3 meses ingresados.

Una vez culminada la “ceremonia de graduación”, la bebé recibió un último control médico, llevándose bajo su cobija, las recomendaciones médicas y cuidados que se deben considerar en el hogar, pero sobre todo, llevándose el amor y el cariño del personal de salud, que estuvo con ella desde su nacimiento hasta su incorporación como una guerrera y luchadora de la vida.

boton accionnutricion

boton prevencion

 

 

boton acuerdosministeriales

boton catalogonormas

boton gaceta

boton sangre

boton tramite

btn galeriagaleria-de-boveda-logo

  • INDOT
  • oms
  • ops
  • inspi
  • ARCSA
  • incop
  • presidencia ecuador
  • SNEM

Optimizado para Firefox, Chrome y Safary.
Power by HR